Tradiciones y costumbres de Costa de Marfil

¿Qué costumbres y tradiciones hay en Costa de Marfil?

Explicación de las tradiciones y costumbres típicas de Costa de Marfil (África).

tradiciones y costumbres de costa de marfil

Alimentación y Economía

La comida en la vida diaria

En Costa de Marfil, granos como el mijo, el maíz y el arroz y tubérculos como el ñame y la mandioca constituyen la mayoría de las comidas. Estos alimentos básicos se complementan con legumbres como guisantes, frijoles o cacahuetes, y cantidades más pequeñas de verduras, aceites, especias y proteínas, generalmente carne o pescado.

Las mujeres preparan los granos moliéndolos en grandes tazones de madera con largos pestilentes de madera. En su mayor parte, las comidas familiares se cocinan al aire libre en ollas de cerámica o de metal sobre chimeneas de piedra. La comida marfileña es muy picante y se come con las manos.

Los platos más conocidos son el arroz con salsa de maní con sabor a pimienta, que se encuentra en la sabana del norte, y el pescado y los plátanos fritos, que se sirven en las regiones costeras. El plato nacional es el foutou (también deletreado futu), una pasta espesa y pesada hecha de puré de plátanos o batatas que se come con una salsa picante o guiso hecho de pescado o carne.

Debido a su capacidad de conservación, la yuca rallada seca, conocida como gari, es un alimento popular. El plato culinario más popular de Costa de Marfil, el maquis, normalmente incluye pollo y pescado cocido en cebollas y tomates. Entre las bebidas favoritas de los aldeanos se encuentran el vino de palma y la cerveza casera.

Costumbres alimenticias en ocasiones ceremoniales

La comida juega un papel importante en las ceremonias ceremoniales y religiosas de la mayoría de los grupos indígenas. El festín y la bebida se utilizan en ceremonias de mayoría de edad, ceremonias religiosas y servicios funerarios y conmemorativos.

Entre los pueblos akan, el más importante de ellos es el festival del ñame, un tiempo de acción de gracias por las buenas cosechas y una oportunidad para recordar el descubrimiento del ñame.

Uno de los festivales gastronómicos más famosos de Costa de Marfil es el Festival de Máscaras, que se celebra en las aldeas de la región de Man cada febrero. Cada mes de marzo, el Carnaval de Bouaké se llena de fiestas y comida.

La principal fiesta musulmana de Costa de Marfil, el Ramadán, es una celebración de un mes de duración durante la cual todos ayunan entre el amanecer y el atardecer de acuerdo con el cuarto pilar del Islam, y luego termina el ayuno con una gran fiesta. Eid al-Fitr es otra fiesta musulmana centrada en las fiestas, la oración, el compañerismo y la entrega de regalos.

En las tradiciones nativas, los sacerdotes fetiches a menudo usan la comida para crear pociones mágicas o amuletos; el futuro puede ser adivinado tirando el grano de arroz en una caja; ciertos alimentos pueden estar prohibidos para mejorar la enfermedad o la desgracia. A las bebidas espirituosas ancestrales se les ofrece comida y bebida antes de ser consultadas.

Matrimonio

Los matrimonios marfileños se centran en la combinación de dos familias. La creación de un nuevo hogar es importante para los rituales de boda. El gobierno abolió la poligamia en 1964 y fijó la edad legal para contraer matrimonio en dieciocho años para los varones y dieciséis para las mujeres, aunque la poligamia es un estilo de vida ampliamente aceptado entre muchos grupos étnicos nativos.

Además, el gobierno no reconoce el matrimonio forzado o las dotes (“precios de la novia”) pagados a la familia de la madre para legitimar el matrimonio.

Aunque las costumbres matrimoniales están cambiando y se están volviendo más occidentalizadas, una gran mayoría se dedica a los rituales de boda tradicionales de los nativos. El divorcio, aunque no es común, es socialmente aceptable entre la mayoría de los grupos étnicos.

Etiqueta

A menudo de carácter relajado y muy educado, los marfileños siempre se enaltecen y se preguntan sobre la salud, la familia o el trabajo de una persona. Se considera descortés hacer negocios sin antes saludar. Los hombres se dan la mano; las mujeres, en cambio, se besan tres veces en las mejillas, alternando los lados.

En las funciones sociales, es cortés estrechar la mano de todos al entrar y salir. Por lo general se evita el contacto visual, especialmente entre padre e hijo, y se considera grosero mirar fijamente. Se acostumbra dar regalos, especialmente a aquellos que son respetados en la comunidad.

Religión

Creencias religiosas

La Constitución garantiza la libertad de religión a todos los ciudadanos. Alrededor del 60 por ciento de la población se adhiere a las creencias indígenas, el 25 por ciento son musulmanes y alrededor del 12 por ciento son cristianos (en su mayoría católicos romanos).

Sólo alrededor del 3 por ciento sigue otras religiones, incluidos unos 100.000 marfileños que siguen el Harrisism, una religión cristiana única en Costa de Marfil que defiende un estilo de vida sencillo.

El cristianismo domina en el sur y en el centro del país; el Islam predomina en el norte y el noreste (aunque muchos musulmanes se han trasladado al sur en busca de trabajo); y los sistemas de creencias indígenas están presentes en todo el país.

Tanto el islam como el cristianismo se han adaptado a las religiones indígenas de diversas maneras, y muchos marfileños que se han convertido al cristianismo siguen observando rituales que adoran a los espíritus de sus antepasados. La mayoría de los musulmanes de Costa de Marfil son sunitas, siguiendo la versión maliki de la ley islámica.

El sufismo también está muy extendido, infundido de creencias y prácticas indígenas. Más allá de estas versiones localizadas de las religiones del mundo, sin embargo, hay sistemas complejos de creencias y prácticas que incorporan múltiples elementos de varias religiones, incluyendo el animismo, el fetichismo y la brujería.

Según la mayoría de los sistemas de creencias locales, los seres espirituales -creadores, espíritus ancestrales y espíritus asociados con lugares y objetos- pueden influir en la vida de una persona y desempeñar un papel importante en la adoración y la práctica religiosa.

Practicantes Religiosos

Cada una de las principales tradiciones religiosas tiene sus propios practicantes, como los sacerdotes, monjas y ministros cristianos, los clérigos islámicos y los sacerdotes y adivinos de las religiones tradicionales. En el Islam, una autoridad religiosa significativa es el marabuto, un hacedor de milagros, un médico y un místico que ejerce tanto la autoridad mágica como la moral.

También es respetado como dispensador de amuletos, que protegen al portador contra el mal. En el sur, los practicantes religiosos akan incluyen jefes de linaje, jefes de aldea y sacerdotes que ofician en las celebraciones rituales de cultos que honran a deidades específicas.

Estos sacerdotes (“akomfo”) también actúan como adivinos, muchos de los cuales se cree que son clarividentes y capaces de localizar la fuente de dificultades espirituales para sus seguidores, que los consultan por un precio. Los sacerdotes a veces actúan como médicos, ya que se cree que muchas enfermedades tienen una base espiritual.

Rituales y Lugares Santos

Las ceremonias y rituales colectivos son importantes para muchas religiones indígenas, e incluyen danzas ceremoniales, sacrificios de adoración a los antepasados, tallado de máscaras y ceremonias, ceremonias de sacerdotes fetiches y ceremonias de adivinación.

Para los akan, el más importante de ellos es el festival del ñame, que sirve como un servicio conmemorativo de los muertos y pide su protección en el futuro, es un tiempo de acción de gracias por las buenas cosechas, y es un ritual de purificación que ayuda a purgar el grupo de malas influencias.

Los habitantes de Costa de Marfil llevan a cabo ritos en una variedad de espacios sagrados, incluyendo una variedad de santuarios dedicados a los espíritus, iglesias cristianas y católicas romanas, y mezquitas. Misiones con iglesias, escuelas y seminarios aparecen en todo el país. En Yamoussoukro se encuentra la Gran Mezquita y la iglesia más grande de África, la Basílica de Nuestra Señora de la Paz.

La muerte y el más allá

La gran mayoría de los marfileños cree que el alma de una persona vive después de la muerte. Debido a que a menudo la muerte se considera la transformación de un ser humano ordinario en un antepasado honrado, los funerales se celebran elaboradamente.

Los familiares gastan una gran cantidad de dinero para proporcionar los servicios funerarios y memoriales adecuados para sus seres queridos, que generalmente tienen lugar cuarenta días después de la muerte, e incluyen bailes, tambores, cantos y banquetes que duran días, incluso semanas.

Celebraciones seculares

El Gobierno de Costa de Marfil reconoce los siguientes días festivos: Año Nuevo (1 de enero), Día del Trabajo (1 de mayo), Asunción (15 de agosto), Día de Todos los Santos (1 de noviembre), Día de la Independencia (celebrado el 7 de diciembre) y Navidad (25 de diciembre).

Las fiestas religiosas móviles que varían según el calendario lunar islámico incluyen Id al-Fitr e Id al-Adha, así como las fiestas cristianas basadas en el calendario gregoriano, como el Viernes Santo, el Lunes de Pascua, el Día de la Ascensión y el Lunes de Pentecostés.

Artes y Humanidades

Apoyo a las Artes

Las artes son en gran medida autosuficientes, aunque el gobierno alienta y apoya a las compañías de danza, los artistas, los escritores y el museo. Los grupos culturales de las aldeas reciben alguna ayuda del gobierno.

Literatura

Costa de Marfil ha disfrutado de una larga historia de narración de historias, principalmente debido a su alta tasa de analfabetismo. Al transmitir poesía tradicional, cuentos populares y mitos, los narradores, llamados griots por los Malike, imparten valores sociales, historia y religión.

El francés es el idioma dominante para la literatura escrita, ya que existe muy poco en las lenguas nativas. Bernard Dadie es quizás el escritor más conocido de Costa de Marfil que surgió en el siglo XX. Escribió la primera obra de teatro del país, Assémiwen Déhylé, y una de sus primeras novelas, Climbié, así como varias otras obras de éxito.

Otros autores han contribuido a la amplia gama de literatura de Costa de Marfil, incluyendo a Aké Loba, Pierre Dupré, Ahmadou Kourouma, Jean-Marie Adiaffi, Isaïe Biton Koulibaly, Zegoua Gbessi Nokan, Tidiane Dem, Amadou Kone, Grobli Zirignon, y Paul Yao Akoto.

Las mujeres entraron en la escena literaria a mediados de los años setenta con la obra autobiográfica de Simone Kaya. Entre las escritoras más conocidas se encuentran Fatou Bolli, Anne-Marie Adiaffi, Véronique Tadjo, Flore Hazoumé y Gina Dick.

Artes Gráficas

En Costa de Marfil abundan las tradiciones del arte gráfico indígena, como la escultura en madera, el tejido, la alfarería, la fabricación de máscaras, la fabricación de joyas, la talla, la escultura y la pintura. Todo el arte tradicional de Costa de Marfil se realiza en primer lugar con fines prácticos, generalmente en relación con asuntos religiosos, de salud o de aldea.

Los artistas marfileños combinan materiales tradicionales -como la madera, el marfil, la arcilla y la piedra- y cuentos populares y elementos religiosos o míticos para crear su arte, que a menudo trasciende varias culturas. Muchos talladores de madera de Senufo y Baoule hacen arte específicamente para los turistas que buscan souvenirs en los mercados abiertos.

Artes escénicas

En Costa de Marfil, el arte de la performance encarna la música, la danza y los festivales. La música existe en casi todas partes -en las actividades cotidianas y en las ceremonias religiosas- y la mayoría de los cantos se hacen en grupos, generalmente acompañados de instrumentos tradicionales.

Junto con las melodías autóctonas de los grupos indígenas, los marfileños participan en la música más contemporánea de Europa y América. En las ciudades se pueden encontrar dicotomías, desde el conjunto orquestal de Abidján que interpreta música clásica hasta el Rock and Roll callejero.

La danza tradicional está viva en ceremonias y festivales, y suele estar vinculada a la historia o a creencias étnicas. La danza de Senufo N’Goron, por ejemplo, es una danza de iniciación colorida en la que las jóvenes llevan un abanico de plumas e imitan a los pájaros. Las mujeres malinke interpretan los bailes Koutouba y Kouroubissi antes del Ramadán.

Las diversas tradiciones han unificado la mascarada, la música y la danza como expresión de la continuación de la creación y la vida, y durante estos eventos la máscara adquiere un profundo significado cultural y espiritual.

Comparte las costumbres y tradiciones de Costa de Marfil. 🇨🇮