Tradiciones y costumbres de Colombia

¿Qué tradiciones y costumbres hay en Colombia?

Gran cantidad de costumbres y tradiciones de Colombia, aquí detalladas.

tradiciones y costumbres de colombia

La alimentación en la vida diaria

La mayoría de las familias de clase media comen comidas elaboradas que reflejan las tradiciones españolas e indígenas. Una comida típica se identifica por su tamaño y no por su contenido, como un desayuno ligero, un almuerzo sustantivo al mediodía y una comida más ligera al comienzo de la noche.

La cena consiste en fruta fresca, sopa casera y un plato principal con carne o pescado acompañado de arroz y/o patatas. Las personas de bajos ingresos consumen una dieta más rica en carbohidratos. Las comidas suelen terminar con un postre muy dulce, frecuentemente hecho de panela, un tipo de azúcar morena.

Existen diferencias regionales en los alimentos. En el interior de las regiones rurales, un buen desayuno consiste en una tira de cerdo, arroz y frijoles, plátanos dulces y un gran bistec con huevos fritos. La cena es similar, excepto los huevos.

En la región costera, el énfasis está puesto en los mariscos. En Cartagena, el almuerzo típico consiste en arroz con coco, plátanos fritos y camarones. Los colombianos disfrutan de una gran variedad de cocinas nacionales e internacionales.

Los platos especiales se comen durante los días festivos. Un plato asociado a la capital es el ajiaco, un guiso con tres tipos de patatas, pollo y maíz, que se sirve con alcaparras, crema y aguacate.

Otro plato que se sirve durante las fiestas religiosas son los pasteles, mientras que a lo largo de la costa, la gente come sancocho, un pescado o un guiso de pollo. Los colombianos consumen grandes cantidades de cerveza y café y relativamente poca leche o vino. El aguardiente combina el ron local con un aguardiente de maíz.

Matrimonio

Los matrimonios arreglados ya no son comunes, especialmente entre las clases medias altas y altas, pero se anima a los miembros de estos grupos a casarse dentro de su propia clase. Mientras que los hombres y las mujeres pueden salir con quien quieran, deben estar acompañados por un chaperón. Antes de casarse, las parejas generalmente cortejan durante al menos un año.

Los miembros de las clases media y baja se esfuerzan por casarse con alguien fuera de su clase; los mestizos, mulatos y negros prefieren casarse con familias blancas. Sin embargo, cuando se produce el matrimonio mixto, generalmente son los hombres blancos los que se casan con indios o negros.

La mayoría de las personas, especialmente en los centros urbanos, se casan en la Iglesia Católica. La clase alta utiliza este rito religioso para crear poderosas uniones familiares. Las bodas eclesiásticas son caras y permiten a las familias demostrar su situación económica y social.

Debido al gasto, los miembros de la clase media baja pueden optar por un matrimonio civil. Otros eligen un matrimonio consensual. El divorcio para los matrimonios civiles no fue permitido hasta 1970.

Etiqueta

La interacción social en la clase alta es generalmente formal y respetuosa. Los miembros de los grupos socioeconómicos más bajos del interior se enorgullecen de sus buenas maneras.

A diferencia de sus contrapartes costeras, las personas de clase baja del interior expresan respeto mutuo entre sí y con sus mayores; las mujeres son tratadas con respeto y reciben atención especial.

El espacio personal es muy apreciado, por lo que las conversaciones tienen lugar a distancia. La violación de este espacio, incluso en tiendas y museos abarrotados, es considerada irrespetuosa y hostil.

Las excepciones ocurren en las estaciones de autobuses abarrotadas y en los autobuses. Los saludos formales entre extraños son obligatorios, mientras que los saludos entre conocidos son informales.

Religión

Creencias religiosas

El 95% de las personas se consideran miembros de la Iglesia Católica Romana y le dan gran importancia a los sacramentos católicos. Más del 85 por ciento de los católicos en las parroquias urbanas asisten a misa regularmente.

Se dice que la gente de las zonas rurales es más devota que la de las ciudades, pero su catolicismo es diferente al de las clases altas y medias urbanas. En el campo, las prácticas y creencias católicas se han combinado con costumbres indígenas, africanas y españolas del siglo XVI.

La gente reza a un santo patrón, al que se considera más accesible que a Dios. Los pueblos rurales tienen un santo patrono que es honrado cada año con una fiesta. Los rastros de la religión popular rural también se encuentran en las comunidades urbanas de clase baja, particularmente en aquellas con muchos migrantes rurales.

Aunque la Constitución de 1991 estableció la libertad religiosa y no menciona a la Iglesia por su nombre, la Iglesia Católica sigue teniendo una influencia significativa. Un movimiento protestante ha atraído a más de 260.000 personas. Los protestantes son una minoría en el continente pero una mayoría en las islas de San Andrés y Providencia. También hay pequeños contingentes de musulmanes y judíos.

Los españoles iniciaron un proceso de conversión entre los indios en el siglo XVI, y la institucionalización de la Iglesia Católica fue una alta prioridad para el gobierno colonial. Esa iglesia destruyó la mayoría de los rituales y costumbres religiosas indígenas. La Inquisición está facultada para citar e interrogar, a menudo mediante tortura, a cualquier persona acusada de herejía y tiene la facultad de confiscar los bienes de los condenados.

Profesionales religiosos

Los sacerdotes locales son a menudo la principal figura de autoridad en las pequeñas comunidades. La mayoría de los sacerdotes y obispos nacieron en el país. Como la mayoría de las élites, los sacerdotes han gravitado hacia las áreas urbanas, dejando un vacío de liderazgo religioso en algunas áreas. Colombia apoya a más de 30 monasterios y 80 conventos.

Rituales y lugares sagrados

Los sacerdotes en las iglesias realizan la mayoría de los sacramentos católicos. El rito del bautismo es la entrada sacramental en la vida cristiana, y la comunión es un memorial de la muerte y resurrección de Cristo.

La muerte y el más allá

El dogma cristiano sostiene que el espíritu vive después de que el cuerpo ha muerto. Un juicio divino de la vida de la persona determina el bienestar del espíritu después de la muerte. Una elaborada ceremonia de preparación del difunto para su entierro por parte de los familiares va acompañada de una oración y seguida de un período de duelo.

Celebraciones seculares

Numerosas fiestas nacionales celebran el país y su cultura, y muchas fiestas religiosas se celebran como fiestas nacionales. Entre los días festivos importantes de la iglesia se encuentran la Epifanía (6 de enero), la Semana Santa (marzo o abril), el Día de Todos los Santos (1 de noviembre), la Inmaculada Concepción (8 de diciembre) y la Navidad (25 de diciembre). Colombia también celebra las fiestas de varios santos a nivel nacional y local.

La belleza femenina es considerada muy importante, y el país la celebra cada noviembre con la coronación de Miss Colombia. Aparte del fútbol, el Reinado de Belleza es el evento deportivo más popular.

Otros feriados nacionales importantes son el Día de la Independencia (20 de julio), que celebra la declaración de independencia en 1810, y el 7 de agosto, que conmemora la Batalla de Bocayá, donde Bolívar derrotó a los españoles.

Otras fiestas se centran en las culturas regionales y locales, como el Carnaval de Barranquilla, el Festival Internacional de Música Caribeña de Cartagena, la feria de flores de Medellín y el Festival del Diablo en Río Sucio.

Las artes y las humanidades

Soporte para las artes

El arte es considerado uno de los rasgos definitorios de la cultura colombiana. Las artes son apoyadas a través de particulares y fundaciones como la Fundación Telefónica, la Cámara de Comercio de Medellín, la Compañía Tabacalera de Colombia, la Federación de Cafeteros de Colombia y el Banco de la República de Colombia, que apoya al mundialmente reconocido Museo del Oro.

El gobierno, a través de los Ministerios del Interior y de Educación, también proporciona un apoyo sustancial a numerosos museos, teatros y bibliotecas de todo el país. Entre los institutos apoyados por el gobierno se encuentran el Museo Nacional de Colombia y el Instituto Colombiano de Cultura, los cuales apoyan a los artistas mientras se esfuerzan por preservar la rica historia de Colombia.

Además de estos institutos tradicionales, los gobiernos locales y las compañías privadas de transporte apoyan a los artistas locales contratándolos para decorar coloridamente los autobuses urbanos.

Literatura

Colombia no comenzó a desarrollar una tradición literaria hasta la llegada de los españoles, y su literatura todavía muestra una fuerte influencia europea. Después de la independencia, los escritores comenzaron a desarrollar sus propios estilos, y escribieron sobre temas nacionales en lugar de europeos.

Los primeros escritores como Jorge Isaacs y José Eustacio Rivera abordaron los valores de los campesinos rurales y su lucha por la existencia. Estas y otras historias sobre las poblaciones regionales influyeron en el desarrollo de los distintos estilos literarios regionales.

Uno de los escritores cuyo estilo surgió de las influencias artísticas de la costa caribeña es Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel en 1982.

Como miembro del Grupo de José Félix Fuenmayor de Barranquilla, García Márquez se dio a conocer por su yuxtaposición de mitos, sueños y realidad (“realismo mágico”). García Márquez y otros escritores están influenciando a un grupo de escritores que adoptan temas modernos y posmodernos.

Artes gráficas

Hace más de 2.000 años, los pueblos nativos de los Andes produjeron obras de arte complejas. Después de la colonización, las influencias artísticas nativas fueron abandonadas en favor de los estilos europeos. Sin embargo, Colombia intenta hacerse un hueco en el mundo del arte internacional con la producción de obras de pintores como Fernando Botero y Alejandro Obregón y el escultor Edgar Negret.

Uno de los líderes del arte nacional fue Pedro Nel Gómez, cuyos murales eran de crítica social. Otros artistas siguieron los temas nacionalistas e indígenas del movimiento, aunque su técnica era más tradicional. Colombia se enorgullece de sus artistas, muchos de los cuales siguen utilizando temas nacionalistas e indígenas a la vez que incorporan elementos internacionales.

Artes escénicas

La diversidad de la música colombiana está íntimamente ligada a sus muchas y distintas diferencias regionales. El vallenato, un tipo de música y danza colombiana, se originó en la costa atlántica y se disfruta en todo el país. Currulao, un tipo de música de la costa del Pacífico, utiliza el mar, la lluvia y los ríos como sus temas centrales y emplea principalmente instrumentos de madera ordinarios.

En el interior del país, los dos tipos de música tradicional que se tocan en toda la región andina son el Bambuco y el Guabina. Ambos tipos de música tienen una considerable influencia mestiza, a menudo usando como base temas que enfatizan la tierra, las montañas y los lagos. El joropo es considerado como música “fiera” o de llanura porque se toca en los Llanos Orientales y refleja el arduo modo de vida de los ganaderos.

La música y la danza de la cumbia son considerados tesoros nacionales colombianos cuya cadencia rítmica y melodías hacen eco al sabor mulato e indígena; se ha convertido en el buque insignia de los géneros musicales colombianos. Mención especial merece la “ciudad musical” de Ibagué, que ha contribuido al enriquecimiento y difusión de la música colombiana.

Comparte las costumbres y tradiciones de Colombia. 🇨🇴