Tradiciones y costumbres de Venezuela

¿Qué tradiciones y costumbres hay en Venezuela?

Descubre cuáles son las costumbres y tradiciones de Venezuela.

tradiciones y costumbres de venezuela

La alimentación en la vida diaria

Los venezolanos tienen tres comidas principales: un gran desayuno, una gran cena (alrededor del mediodía) y una cena muy ligera por la noche. La hospitalidad venezolana es generalizada, por lo que se espera algo para beber y comer cuando se visita la casa de alguien. Las arepas, el alimento venezolano más característico, son discos gruesos hechos de harina de maíz precocida, ya sea frita o al horno.

Las arepas grandes, con una variedad de rellenos (el más popular es el de jamón y queso), se comen como bocadillos durante todo el día; las arepas más pequeñas se sirven típicamente como acompañantes en todas las comidas.

Similar a las arepas son las empanadas y las cachapas, que se rellenan con queso, jamón y/o tocino. Entre los principales platos venezolanos se encuentra el pabellón criollo, que consiste en frijoles negros, plátanos dulces fritos, arroz blanco y carne mechada, todos ellos cubiertos con huevo frito.

También son populares el pernil (cerdo asado), el asado, el bistec a caballo (bistec a caballo) y las chuletas de cerdo. Los zumos de frutas también son muy populares y también hay una gran variedad de ensaladas, aunque tradicionalmente se consideran como un plato complementario, no principal.

Los tequeños, pequeños rollos largos rellenos de queso caliente o chocolate, toman su nombre de Los Teques, una ciudad en las afueras de Caracas. La bebida típica de los llanos, la chicha, se hace con arroz molido, sal, leche condensada, azúcar, vainilla y hielo.

Matrimonio

Los venezolanos practican matrimonios de duración indefinida, lo que significa que existen pocas restricciones legales siempre y cuando la persona se case con alguien del sexo opuesto y mayor de edad. En la actualidad, sin embargo, hay varias preocupaciones con respecto a con quién se debe involucrar, particularmente en términos de distinciones de clase y raza.

Se espera y predomina que las personas se casen con otras de su misma clase social o de una clase superior, incluyendo también el estatus racial. El ideal es, por lo general, casarse con alguien “más blanco” o al menos de la misma raza; lo contrario, aunque no es completamente raro, se considera que va en contra de la norma.

Etiqueta

Los venezolanos se caracterizan por su carácter extrovertido y gregario. Este comportamiento extrovertido es visible en las formas tradicionales de saludo y en el lenguaje corporal de las personas. Al encontrarse con alguien, aunque sea la primera vez, es común dar dos besos, uno en cada mejilla; las mujeres saludan así a los hombres y a las mujeres, mientras que los hombres sólo besan a las mujeres.

Entre los hombres un apretón de manos fuerte es la costumbre y muchas veces esto se acompaña de la colocación de la otra mano en el lado para un mayor énfasis. Un abrazo también se usa entre hombres, especialmente si los hombres no se han visto por un tiempo.

Estas formas de saludo masculino, sin embargo, se usan para personas de igual estatus e indican familiaridad y por lo tanto no se usan con alguien de estatus superior.

El lenguaje corporal entre los venezolanos es también mucho más fluido y penetrante. Las personas se paran muy cerca unas de otras mientras hablan y gesticulan con sus manos y su cuerpo para hacer un punto. También es común que las personas se toquen entre sí para enfatizar aún más lo que están diciendo.

Las conversaciones amistosas también pueden parecer argumentos debido a su naturaleza ruidosa y desenfadada. Mientras tanto, también hay mucho lenguaje de signos único.

Por ejemplo, señalar con el dedo se considera grosero y vulgar; es mucho más aceptable y ampliamente comprendido si uno sólo señala con la boca. Al mismo tiempo, una versión más pequeña del símbolo de “bien” suele entenderse como un insulto y no como un símbolo de acuerdo.

También hay una enorme cantidad de expresión pública del machismo. Las mujeres suelen estar llenas de comentarios y miradas de hombres que quieren mostrar admiración y admiración por su belleza sexual.

Este comportamiento, sin embargo, muy raramente va más allá de una piropo (pequeña frase aduladora) y cualquier contacto o pellizco no es tolerado. Las mujeres tienden a ignorar la mayoría de estos comentarios y desde el principio aprenden a no reconocerlos públicamente (ya sea favorablemente o no).

Religión

Creencias religiosas

La mayoría de los venezolanos -al menos el 90 por ciento de la población- son católicos. Desde la década de 1980, las religiones protestantes han atraído a más seguidores, especialmente a evangelistas y adventistas y, en menor medida, a mormones.

También hay importantes comunidades judías en Caracas y Maracaibo; estas comunidades están tradicionalmente agrupadas bajo las banderas de la Asociación Israelita Venezolana y la Unión Israelita de Venezuela. Venezuela también tiene un número menor de practicantes islámicos.

La mayoría de las prácticas religiosas indígenas se perdieron con el diezmo de la población indígena americana y las pocas poblaciones indígenas supervivientes practican sus tradiciones religiosas en total aislamiento de la cultura nacional.

Aunque la religión indígena no sobrevivió intacta, muchos venezolanos participan en una práctica religiosa simbiótica conocida como el culto de María Lonza (“culto”, que significa más práctica religiosa que culto). Este culto tiene su base en la colina de Sorte, cerca del pequeño pueblo de Chivacoa, justo al este de la ciudad occidental más grande de Barquisimeto.

María Lonza es representada como una bruja/sanadora venezolana que nació de padre indio y madre española criolla. Tradicionalmente está representada con otras dos figuras, la de un secuaz negro, el Negro Felipe, y la de un cacique indio (jefe), Guaicapuro. Los tres juntos se conocen tradicionalmente como los Tres Poderes (“Tres Poderes”).

Otra creencia religiosa interesante que comparten los venezolanos es la veneración a la figura del Dr. José Gregorio Hernández. Este médico venezolano, que vivió a finales del siglo XIX, fue recientemente reconocido como venerable por el Vaticano, pero aún no ha sido reconocido oficialmente como santo por la Iglesia.

Sin embargo, esto no ha impedido que en Venezuela (y en otros países de América Latina) se proclame al Hermano Gregorio (como se le llama) un curandero milagroso que en realidad opera y cura a la gente mientras duerme.

Rituales y lugares sagrados

El catolicismo practicado en Venezuela sigue en gran medida los lineamientos de la jerarquía romana. Las misas se celebran todos los días, pero la asistencia es obligatoria sólo los domingos. Como las misas del Concilio Vaticano II ya no se celebran en latín, sino en español, y el sacerdote (sólo hombres) ahora se enfrenta al público en vez de celebrar el ritual de espaldas a ellos.

Se cree que la misa recrea la última cena de Jesús con sus apóstoles antes de su crucifixión, y se cree que el ritual en sí mismo transforma el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo para que todo el mundo participe libre de pecado mortal.

Hay iglesias católicas en toda Venezuela con las catedrales más impresionantes ubicadas en Caracas y otras ciudades importantes. En las ciudades más pequeñas, sin embargo, también hay iglesias con un gran estilo arquitectónico colonial: estas iglesias tuvieron mayor importancia durante el período colonial de Venezuela que la que tienen ahora.

Los principales rituales asociados con el culto de María Lonza involucran a los principales practicantes que caen en trances a través de la música hipnótica, el baile, la bebida de ron y el pintarse con tintes de diferentes colores. Durante estos tramos “ven” lo que hay en la psique del suplicante y lo que el futuro les depara.

Aunque este culto tiene un fuerte origen rural y afro-indígena, no es raro ver a practicantes de todos los estratos sociales y clases involucradas. También hay una estatua de María Lonza desnuda montada en un tapir en el centro de Caracas.

La muerte y el más allá

La creencia de los venezolanos en la otra vida sigue la creencia católica romana en el infierno (para los que eran malos en la vida), el purgatorio (para los que todavía necesitan hacer penitencia por sus pecados) y el cielo (para los que no tienen ninguna culpa). Incluso las prácticas sincréticas de María Lonza y San Gregorio están entrelazadas con esta comprensión católica de la muerte y el más allá.

En las prácticas de María Lonza y San Gregorio, sin embargo, ambos expresan también la posibilidad de comunicarse con espíritus y deidades muertos. Estas creencias al establecer una conexión real con el mundo más allá de la muerte están más cerca de las creencias de las religiones basadas en África, como el vudú, que de las del cristianismo.

Celebraciones seculares

Hay varios días festivos importantes y oficialmente reconocidos en Venezuela además de Año Nuevo y Navidad. El carnaval es, con mucho, una de las tradiciones venezolanas más vivas. Este día festivo cae en los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza (en el calendario católico).

Normalmente significa un éxodo vacacional desde Caracas y otras ciudades a la costa caribeña de Venezuela e incluso a Trinidad (una isla frente a la costa noreste de Venezuela), que es famosa por sus celebraciones de carnaval. En los pueblos costeros, el carnaval significa fiestas en general con mucha bebida y baile, desfiles con tambores y gente disfrazada y, en general, un mayor nivel de trasfondo sexual.

Otras fiestas importantes son el cumpleaños de Bolívar (24 de julio) y el Día de la Independencia de Venezuela, que se celebra el día de la victoriosa batalla de Carabobo (24 de junio). El Día de la Raza se celebra el 12 de octubre con desfiles. Este día también tiene un gran significado religioso para los seguidores de María Lonza.

Venezuela también celebra una serie de festivales religiosos que conmemoran la aparición de la Virgen María (o de un santo) a un campesino indígena o rural o la protección milagrosa de la ciudad de una epidemia o de desastres naturales.

Las más famosas de estas fiestas son: la Fiesta del Corpus Christi en San Francisco de Yare, la Fiesta de la Divina Pastora en Santa Rosa, y la Fiesta de San Juan Bautista, que se celebra con tambores y bailes rítmicos en Caracas y otras partes del país.

Las artes y las humanidades

Soporte para las artes

Desde la década de 1920, el Estado venezolano ha invertido en el desarrollo y mantenimiento de una cultura nacional a través de las artes. Las dos áreas que más se han beneficiado de este apoyo han sido la literatura y la música. Caracas cuenta con una orquesta sinfónica financiada con fondos públicos que toca no sólo géneros clásicos sino también el género más nacionalista de los joropos.

El estado también apoya a varios museos que albergan parte de la producción artística nacional. Los tres principales son: el Museo de Bellas Artes, fundado en 1938; el Museo de Arte Colonial, ubicado en una casa del siglo XVIII; y el Museo de Ciencias Naturales, fundado en 1940 y que alberga más de quince mil piezas. Los tres están ubicados en Caracas.

Literatura

Muy pocos artistas venezolanos son conocidos fuera de las fronteras nacionales. Excepciones a esto en la literatura incluyen a los escritores Rómulo Gallegos y Arturo Uslar Pietri. Gallegos en la primera parte del siglo XX y Pietri en la segunda mitad trabajaron dentro de una tradición continental de escritura nostálgica y nacional sobre la naturaleza de la identidad venezolana/americana.

Artes gráficas

Arquitectos como Carlos Raúl Villanueva han ganado reconocimiento internacional, mientras que otros arquitectos como Enrique Hernández, Enrique Zubizarreta y José Castillo también son ampliamente reconocidos por sus diseños.

Artes escénicas

En el campo de la música, Venezuela ha producido una de las bandas de salsa más importantes del mundo en la persona de Oscar D’León, cuya música se ha convertido en emblemática de la tradición de este género, incluso en Puerto Rico y la ciudad de Nueva York (las fuentes originales de la música de salsa). La diva del pop mundial Mariah Carey es hija de un hombre afrovenezolano.

Comparte las costumbres y tradiciones de Venezuela. 🇻🇪